Minibásquet

«Quería volver a verlos»

Yo soy…Franco Durato
Los bailes de Anzorena

El profesor de Mosquitos, Joaquín Robert, se mostró feliz por su segundo año en el club.

Joaquín Robert (20 años) es de la nueva camada de entrenadores jóvenes que viene ganando terreno en el básquetbol local. Durante la pandemia, tiempo sin la “naranja”, estudió el curso de ENEBA y aprendió todo lo que pudo. Y así, en lo que será su segundo año en el Rojo con los Mosquitos, está a días de obtener su carnet de Nivel I. Didáctico, y con llegada a los chicos, reconoce que lo entusiasma el desafío.

Al completar la semana de práctica, se juntó con el Sitio Web y contó: “Con las mismas ganas que la primera vez. Le he agarrado mucho cariño a los chicos, y quería volver a verlos. Estoy motivado porque ahora la pandemia nos está permitiendo estar físicamente”.

Sobre lo que fue entrenar a los “peques” en cuarentena dijo: “En el 2020 nos costó bastante con lo virtual y ellos se aburrían. Estar en la computadora, hizo que bajara bastante la cantidad. Tuvimos que aumentar el ingenio, aunque se agotaban muy rápido”.

También hizo alusión a los profesores que lo han acompañado en este camino. “He tenido grandes coequipiers. Con Matías Heck, nos unía una amistad y empezamos juntos en esto, aunque lamentablemente se tuvo que ir por temas de su trabajo. Luego me tocó con Diego Chaves, que es un crack y del cual aprendi mucho. Y ahora con Pablo (Suero), que pretendo ayudarlo y sumar muchas cosas para mi. Se nota que tiene muchas ganas”, diría.

En el curso me han enseñado muchas cosas de pedagogía. Me ha sido útil».

Robert se ilusiona con dirigir un Mini «B». «Me informaron de una posibilidad, que me eso me permitiría seguir creciendo y desarrollándome. Me pone feliz que me hayan apoyado en esto».

Su idea sigue siendo la misma, así lo deja ver. «Lo más importante es que jueguen mucho. Quiero que hagan amigos porque le quedarán para toda la vida y también que se diviertan».

-¿Qué es más fácil: dirigir o jugar?

-Jugar es más fácil (risas). Dependo de mi y no tengo que dar indicaciones.

Fotografía: Andrés Arequipa

Menú