FormativasMinibásquet

“Están respondiendo bien”

Partieron la jornada
Cangelosi, de regreso

Marcos Olivieri, preparador físico y entrenador del Club, destacó el compromiso observado.

“Planificación”, “diversión” y “esfuerzo”, son las palabras que más se escuchan de la boca de Marcos Olivieri, flamante preparador físico de Anzorena, y que además, desde hace algunas semanas, se calzó el buzo de entrenador en Mini, U15 y U17, versión “B”. Por eso lentamente comienza a verse otra dinámica. Otra velocidad en los jugadores. Otro cambio de ritmo y resistencia en el semillero del Rojo, que desde marzo se mueve a su compás.

Con una idea clara que ha trasmitido desde su primer día, estando detrás de cada jugador y buscando el máximo de cada uno de ellos, se ha mostrado el hombre que dio sus primeras armas en Social Las Heras, y que ahora divide sus tiempos entre Anzorena y Juventud Mendocina. “Allá estoy en el femenino con “Poncha” (Centorbi), quien se mostró muy contento con mi trabajo y me pidió que lo acompañe también acá”, diría Olivieri.

En un párate de la actividad, mientras los jugadores de U19 sacan un poco la lengua afuera y toman agua, dialogó con el sitio Web del Club sobre los objetivos planteados. “La planificación está basada en dos estímulos físicos por semana para cada categoría, más las tres horas de básquet, en el cual uno de los tres, es compartido entre ambas. En cuanto a lo físico, hicimos un diagnóstico las primeras clases y se está trabajando en una ambientación y acondicionamiento general, para luego poder ir mejorando los tiempos de trabajo”. A lo que sumó: “Las etapas son la de acondicionamiento y nivelación, que es la que estamos transitando. Tenemos que llegar a la de puesta a punta y luego a la de mantenimiento”.

-¿Qué respuestas has visto en los chicos?

-La respuesta es muy buena y va mejorando con el transcurrir de los partidos, ya que ven los cambios y las ventajas o desventajas, frente a los otros equipos; eso los motiva a trabajar más y mejor en lo físico. Empezaron a entender que teniendo una buena técnica y agregando el condimento físico, sacan mayores ventajas.

-¿En qué consisten tus trabajos?

-Busco que todos los trabajos tengan algo de la técnica específica. Son trabajos de potencia que apuntan a mejorar la velocidad de reacción y ejecución. Los ejercicios consisten en su mayoría en trabajos por tiempo, en donde se alternan ejercicios de fuerza, potencia y velocidad y agregamos además, trabajos pliométricos para mejorar la potencia de salto.

-¿Es diferente esto para un U13 que para un U19?

-El trabajo estructuralmente es el mismo para todas las categorías. Lo que cambia dependiendo de la edad, son los tiempos de trabajo, la intensidad y las carga que usamos para estos.

-Y también aceptaste la oferta de ser el entrenador en Mini “B”, U15 “B” y U17 “B”. ¿Dudaste en decir que sí?

-La propuesta la tome muy bien y con mucha alegría. Si bien soy profe, también soy entrenador y es algo que me apasiona el poder estar frente a los equipos en la cancha y haciéndolos jugar.

-¿Cómo te gusta que jueguen tus equipos?

-Compartimos una idea en común con Guillermo (Centorbi) y Juan Manuel (Ruiz): la de tener equipos aguerridos en defensa y muy rápidos en ataque.

-¿Y en Mini? ¿De qué escuela te consideras que sos: la de divertirse o la de competir?

-Y con Pablo (Suero) en el Minibásquetbol, apostamos a tener chicos técnicamente lo más completos posibles, para que tengan muchas y buenas herramientas para el futuro, cuando les toque estar en las categorías más grandes. Igual mi preocupación es primero que los chicos amen el básquet, se quieran quedar y lo disfruten y no que dejen el deporte, porque se cansan y se aburren o no les guste. Por esto, es que hago un balance entre lo lúdico y lo técnico. La técnica no es siempre lo más divertido del deporte y si se los queremos imponer de entrada, se frustran y no quieren seguir. De la parte más aburrida, se encargan los otros entrenadores (risas).

Fotografía: Santiago Tagua

Menú